miércoles, 23 de noviembre de 2011

Paciencia

The Galician Pacient


Sale del trabajo y pasea hasta la Plaza de Colón, donde ondea al viento la mayor bandera de España del mundo, esa que fue izada en el corazón militar (sentimentalmente hablando) de Madrid el 12 de octubre de 2001, cuando gobernaba Aznar. ¿Importa mucho este último dato?
Hoy es sólo un día más.
Dando un rodeo intencionado para llegar a casa, sube por la calle Génova.
En la puerta de la sede del PP se agolpa una turba de periodistas, casi todos con una cámara en ristre. Hace ya dos días que Mariano Rajoy es el presidente del gobierno. Seguramente está a punto de salir por esa puerta. Son sus primeros días de cole.



Cosas del directo


Los mercados aún no se han derrumbado y ya no hay titulares a cinco columnas sobre la prima de riesgo.
Un gallego llega a Moncloa y Madrid le da la bienvenida con cielos encapotados.
El gallego en cuestión asume la borrasca con gesto estoico, porque como dice Xosé Hermida (el director de la edición gallega de El País) en un perfil titulado Un Señor como Dios Manda, todos los que en su momento subestimaron el potencial de este barbudo pontevedrés fumador de puros no tuvieron en cuenta que este hombre se hizo en una pequeña capital de provincias. Y en una capital de provincias "se aprende principalmente una cosa: a tener paciencia".


Después del fragor de la batalla electoral, hay una extraña calma chicha en el ambiente.
Como si el tiempo se hubiese detenido en ese intervalo de silencio que hay entre la caída de un rayo y el estallido de su trueno.

El Milodón, abriéndose paso entre las gotas de un inmisericorde chirimiri y dejando atrás a los plumillas que esperan a Godott piensa una vez más que odia la lluvia; y que la tormenta económica de la que tanto se hablaba en las últimas semanas parece ahora, en medio de este inquietante silencio, una invención de campaña.

Ni el Santo Job podría con tanta incertidumbre.


"¿Ha visto usted a Mis Tetas? No, pero me gustaría verlas"

No hay comentarios:

Publicar un comentario