martes, 20 de septiembre de 2011

Ahora sí



The Endless Summer es un documental en el que se narran las aventuras reales de dos surfistas californianos de la vieja escuela -rubios, tostados, sanotes- llamados Robert August (nunca un apellido fue tan apropiado) y Mike Hynson.


August y Hynson comparten una certeza: si uno tuviese tiempo y dinero para perseguir a la estación dorada a lo largo y ancho del globo, sería posible vivir un verano eterno.

Partiendo de dicha certeza, August y Hynson abandonan la siempre cálida Costa Oeste norteamericana para recalar en Senegal, en Australia, en Nueva Zelanda, en Tahití, en Hawaii.

Buscan la ola perfecta bajo la sonrisa redonda del sol. Y allá donde van, estos jinetes del Miserlou enseñan a los nativos a cabalgar el océano, como lo hacen ellos, sobre una tabla.





Cuando el documental se estrenó consiguió recaudar 20 millones de dólares. Una miseria si pensáis que Resacón en Las Vegas 2 ha conseguido amasar en los últimos meses más de mil millones. Un buen pellizco si tenéis en cuenta el hecho de que The Endless Summer es una película de 1966.


Un amigo del Milodón, que vive en la capital de El Bierzo y está pensando en mudarse a trabajar a las antípodas (se debate entre Adelaida o Melbourne), acaba de escribir una gran verdad en Facebook: "El verano se acaba cuando hay que dormir con pijama".

El Milodón, que está a punto de irse a la cama y ahora mismo viste unos pantalones de franelilla a cuadros y una camiseta gris de algodón con manga larga piensa: el verano definitivamente se acaba cuando llega el 21 de septiembre y compruebas que no tienes tiempo ni dinero para mandarlo todo a tomar por culo.


God only Knows lo que nos gusta la playa...

16 comentarios:

  1. ... y yo que me he tenido que ir y no paro de acordarme de mi barrio de Chamberí... el otoño puede ser más frío aún, Milodón, que los pantalones de franelilla y la camiseta de manga larga. Yo, por aquí, veo tu pijama otoñal y añado una manta zamorana, unos patucos y una lámpara de rayos UVA para poder ver algún tipo de luz en los próximos meses, ;-))))).

    Anónima Madrileña

    ResponderEliminar
  2. Dónde estás anónima?? Entiendo que si te hace falta una lámpara de rayos UVA no te has escapado a Australia como mi amigo...
    besos y ánimos!

    ResponderEliminar
  3. Dice el interfecto: "Pasaré mucho frío, pero me niego a poner el pijama todavía"

    ResponderEliminar
  4. Y estos chicos tan majos no hacían parada en Pantín?
    Yo ya llevo en modo franela dos semanas...

    ResponderEliminar
  5. Pantín, Razo, Cedeira... eso sí que es el paraíso y no Melbourne!

    ResponderEliminar
  6. Me lo apunto. Pintaza. Pero a ver... lo de que "si uno tuviese tiempo y dinero para perseguir a la estación dorada a lo largo y ancho del globo, sería posible vivir un verano eterno" no es "una certeza propia de August y Hynson"... son más bien cosas de la geografía... XDDD

    ResponderEliminar
  7. A ti lo que te gusta es el Kilowatio, pillina!

    ResponderEliminar
  8. quiloguatio!!!! ÑAAAMMMM!!!

    http://www.facebook.com/home.php#!/group.php?gid=123061908559

    (qué hambre tengo, por dios)

    ResponderEliminar
  9. ;-)), gracias, Milodón por los ánimos!! Digamos que no, que no estoy en Australia, pongamos que he emigrado hacia el norte-centro del continente europeo ;-)!

    ¿Sobreviviré sin un buen chocolate con churros los domingos de frío? ;-)

    Anónima Matritense

    ResponderEliminar
  10. Si yo he podido sobrevivir sin los bocatas de jamón asado y pepinillo de El Latino (un bar que había frente a la casa de mi ex novio en Santiago de Compostela) tú podrás sobrevivir sin los churros y su chocolate, matritense. Al principio duele un poco, pero luego uno descubre nuevas delicias gastronómicas.
    "Si lloras por las porras, las lágrimas no te dejarán ver los mejillones al vapor"
    :)

    ResponderEliminar
  11. Los pijamas molan, ¿y la ropa de andar por casa? Dice mi hermana que para sentirse bien con una misma, hay que ponerse pijamas monos y sexis, que parezco un guiñapo con las camisetas XXL. Hablando de otros: Mark Cunninham pilla olas con su propio body, un fenómeno (como mi herman monster). Yo diría que es artista puro, porque hace lo más creativo, admirable, emocionante e improductivo que he visto en mucho tiempo. Aviso! Cholo va en camino de conseguirlo.
    http://www.youtube.com/watch?v=_3DfEgSKpjM
    Gracias Milo por este post que nos regalas.

    ResponderEliminar
  12. Madre mía, Milodón...!! ¿Cómo has podido acertar con lo de los mejillones? Lo has "clavao", me das miedito, ;-)))), he venido a dar con mis huesecillos en una ciudad que tiene como plato fundamental los mejillones con patatas fritas.
    ;-))))

    Si es que el plantígrado es, además de todo, un gran detective ;-).

    Gracias por esos ánimos, hasta los patucos de lana de merino me pican menos ;-).

    Anónima Matritense

    ResponderEliminar
  13. Lolis, tienes que decirle a Rou Rou que mire esta foto

    http://stealherstyle.net/wp-content/uploads/2010/03/drx14.gif

    su teoría sobre las camisetas XXL se viene abajo como un castillo de naipes

    Cholo haciendo el Mark Cunningham es una imagen erótica más potente si cabe que la de Debbie Harry, eso sí

    ResponderEliminar
  14. Puedo comentar puedo comentar??.
    Pienso que yo vivo en un eterno verano, por lo del pijama vamos!
    El documental precioso, recuerdo la playa que las olas iban y venían!

    Hablar de erotismo no lo veo muy acertado ahora, no comentaré sobre eso.

    besos!

    ResponderEliminar
  15. Viva el pijama y viva la mantita. Viva el fresco otoño. Un long summer acabaría en tercera guerra mundial. Te lo digo yo.

    En el próximo VIPS te contaré dónde y con quién vi este documental friki que glosas en la entrada.
    Yo, el mate en pijama de anónimo. :)

    ResponderEliminar