martes, 11 de enero de 2011

Los Beatles recorren la M40 (y los Reyes os dejan dos regalos)

La entrada de las ciudades, segun Edward Hopper

Las gotas se deslizan definiendo trayectorias imprevisibles sobre las ventanas del autobús y fuera un Madrid sombrío, inhóspito y lluvioso le da la malvenida a este plantígrado antediluviano que regresa a casa desde El Bierzo mientras George Harrison canta al oído aquello de "ahí-llega-el-sol".

¿Es que nunca va a dejar de ser Abbey Road el mejor disco del mundo, maldita sea? Piensa el Milodón, dispuesto a admitir que si un beatle dice que hace bueno, las nubes que encapotan el cielo no tienen peor pinta que un jardín de pulpos, por muy violáceas y espesas que sean.

"Sus Majestades: Este año he sido muy bueno y os pido un par de zapatos" Paul McCartney

"But, oh, that magic feeling, where did it go...", se pregunta Paul en You never give me your money mientras el autobús da vueltas por la M-40.
¿Cómo consiguieron superponer esa pianola de saloon del oeste, esa guitarra elegante, ese bajo percutor y esas campanas precursoras (del final de algo grande) de forma tan magistral en una canción que es emocionante pese a hablar de negocios y dinero (por lo visto Macca la compuso con los problemas financieros de Apple, la discográfica, en mente)?
¿Por qué el perfil socioeconómico de los barrios de Madrid se diluye visto desde aquí? Los centros comerciales tienen el mismo aspecto deprimente, hortera y alienante al norte, en la pudiente Majadahonda, que al sur, en el obrero Carabanchel.
La M-40 funciona como un vínculo de asfalto igualitario que convierte a todos los madrileños, de Pozuelo a Usera, en ciudadanos de una sola clase: consumidores.



McCartney exclama ahora que un chica entró en su casa "por la ventana del baño" y el Milodón ve a través de los ventanales de esos urinarios móviles que son los autobuses Alsa cómo las provincias de Estaespañamíaestaespañanuestra se suceden en salidas encadenadas de forma inaudita
¿Cómo es factible que después de Valencia venga Cuenca?
¿Cómo es posible encadenar de esa manera, en plan medley y sin pausa, una nana como Golden Slumbers con Carry that weight, ese himno de despedida cantado al unísono por Ringo, John, George y MacPollo?
¿Cómo puede oler tanto a pis en este autobús?
¿Cómo es que a mi edad no me puedo permitir tener un coche y debo resignarme a pasar por este calvario de ambientadores asesinos, felpillas que generan electricidad estática y películas de Eddie Murphy programadas en bucle (a pesar de que mi madre me haya costeado con todo su amor el billete más caro las seis veces que he hecho el mismo recorrido estas Navidades)?
¿Cómo puedo haber visto cuatro Decathlones diferentes en menos de veinte minutos?
¿Por qué en la Clase Supra de Alsa obsequian a los pasajeros al terminar el viaje un minidiccionario Collins y un cepillo limpiador para el ordenador portátil?
Y sobre todo: ¿por qué no puedo seguir creyendo en los Reyes Magos?


Esto se preguntaba el Milodón mientras veía desfilar ante sus ojos ese infierno suburbano que crece dentro del anillo autopístico que cerca a la capital del Reino. La respuesta al último interrogante era la única que se le presentaba clara y meridiana a la conciencia del plantígrado antediluviano y preguntón. "Pues porque tienes treintaitantos, mamalón. Crece de una puta vez".

Charles Sheeler, "Rascacielos"

Y porque si el mismísimo John Lennon confesó en su día en aquella canción titulada God, con los cuatro fabulosos ya más que finiquitados, que ya no creía ni en la magia, ni el i-ching, ni en la Biblia, ni el tarot, ni el Hitler, ni en Jesús, ni en Kennedy, ni en Buddha, ni en el Mantra, ni en Gita, ni el el Yoga, ni el los Reyes, ni en Elvis, ni en Zimmerman (así en el original), ni en en los mismísimos Beatles.... ¿vas tú a creer en el moreno, el rubio y el pelirrojo teniendo en cuenta el paisaje que se pinta ante tus ojos a tu llegada a Madrid?
No. Ni aunque en El Bierzo exista un rey mago adicional -propio, bercianísimo y más negro que Baltasar- llamado Chalupa.

Horace Pippin, "Jugadores de dominó" o "La familia del mago Chalupa"

Sin embargo, algo tenía que admitir el Milodón: observando las arquitecturas deshumanizadas de los centros comerciales de extrarradio que irradiaban (enerrrgía consumista) bajo una manta incesante de lluvia, pensó que a cubierto, con una temperatura idónea y la persona adecuada al lado, no se debía de estar tan mal en uno de esos lugares donde la gente que es feliz adquiere televisiones enormes para ver películas cojonudas los fines de semana sin hacerse preguntas existencialistas y aguafiestas.
Le dieron entonces ganas de ir a comprar. Comprar cosas bonitas para estar bien y ser feliz.

Este año, en casa del Milodón los Reyes Magos os han dejado dos cosas bonitas que podrían haceros felices.

Una es una invitación a ver una exposición gratuita que se clausura este domingo y que lleva en la Fundación Mapfre ya unos meses. Su terrible título, Made in USA, no habla de todas las maravillas que os podréis encontrar en ella. Todas las pinturas que decoran este post, entre otras cosas.
Pinturas donde se refleja el encanto de los paisajes suburbanos e industriales de un país recién nacido que inventó el consumo (con la cultura de los malls) tal y como lo conocemos hoy en día.

Otra es este link. Clicando sobre él os podéis descargar el Abbey Road completo en MP3. Hacer esto es ilegal, claro. Pero el Milodón delinque por amor y os invita a delinquir por la misma razón.
Porque como decían los chicos en un tema titulado The End, donde Ringo hace su primer y último solo de batería y que además es el colofón del mejor disco del mundo:
"And in the end, the love you take
is equal to the love you make".



NOTA - Milodonianas disculpas al Dr. Rolls por este atraco a mano armada

17 comentarios:

  1. Eres muy grande! Cuando te pones seria y cuando no, también!
    Vero

    ResponderEliminar
  2. 1) Abbey Road no tiene discusión. Igual si el doble blanco se hubiera seleccionado bien y lo hubieran dejado en 12 temas...
    2) Gracias por la expo!
    3) He cambiado la dirección del blog!lo digo por tu blogroll ;)
    http://superfectocaballerobritanico.com
    Sigue así!

    ResponderEliminar
  3. También es mi disco favorito de los Beatles, Mylodón. Lo compré en 1964, antes de que lo grabaran.

    ResponderEliminar
  4. jajaja, cónsul! serás hijodeputin! no te atrevas a hablarme. no discuto con peña que no VENERA a Teenage Fanclub.

    Fdo. Mariposa de Hierro

    ResponderEliminar
  5. Sólo oso dirigirme a ti para decirte que súpermagnífica entrada, tan buena como la anterior (fantastische!). Estás que te sales.

    ResponderEliminar
  6. Sí, es cierto.... tocas todos los palos últimamente: desde la erudición y la culturilla de la entrada anterior a la crítica social... Joer, no sé si soy una lectora a la altura de tan capaz plantígrado! ;-))
    De cualquier modo: ay, qué contenta estoy de que las calles de Madrid lleven de nuevo la huella del Milodón!

    Anónima Matritense

    ResponderEliminar
  7. Pues yo soy más del Revolver, pero aun así el Abbey Road me parece un grandísimo disco.
    Me ha encantado la entrada... mañana me espera a mí lo mismo a mi vuelta a UK. Y bueno, lo que dices de las compras de Londres... está muy bien para eso, para cuando vives aquí y una vez cada dos años te vas de fin de semana a Londres; una vez que vives allí, es todo la misma porquería que en todas partes... No hay Decathlones pero hay miles de Ikeas iguales.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. El doctor te comprende y el reverendo te perdona.
    Comparto tu borbotón bitelmaníaco. Qué te voy a contar, a mi ya me dura más de un año, casi 100 entradas y las que te rondaré morena.

    Abbey road me persigue: ayer una amiga me contó que había regalado este disco en formato vinilo a sus padres para 'que se pusieran nostágicos'.

    A mi tocayo negarle su propuesta: al album blanco no le hacen falta recortes, es una pura enciclopedia británica del pop. Sublime.

    Lo bueno de los albumes de los bitels es que puedes ir cambiando de favorito . El mío actual es dicha enciclopedia británica. Aunque el single 'Rain' por sí solito me sigue 'farcinando'.

    La capital es dura, pero veo que te pusiste bálsamo según entrabas por el extrarradio. Espero que tu aterrizaje no haya sido muy tortuoso. El centro está lleno de cacas de perro y de coches, se malvive pero todavía quedan cines. Ánimo!

    ResponderEliminar
  9. No se queje, Milodón, que los autobuses, las películas de eddiemurphy en bucle y los decathlones también en bucle refuerzan el carácter. Están puestos para sustituir la antigua mili. Y puede usted seguir creyendo en los reyes magos. Aunque a ciertas edad no se busca a los reyes sino a sus camellos.

    ResponderEliminar
  10. Joderrrrrrrrr, joderrrrrr....!!!!!!!!!!!!!!

    gracias por el disco

    ResponderEliminar
  11. Yo estoy en un momento en que mi disco favorito de los Winkles es A Jarl Day's Night. Trepidante.

    Oye, el segundo cuadro, el del río al que van a dar los colectores, ¿de quién es, Mylodown?

    Y Feliz Año!

    ResponderEliminar
  12. Cónsul, tu amabilidad me abruma. In a gadda da vida,honey!

    Matritense, yo en realidad soy un oso peludo que sólo quiere ver los Goonies acurrucada bajo una manta...

    Miss Amanda: Liberty y unos cuantos anticuarios en Kensington Church Street que prueban que en Londres hay cosas que SÓLO se pueden encontrar en Londres. Cuando quieras te doy direcciones ;)

    Alberto 1: Cambiada la cosa en el blog roll. Merci!

    Alberto (Mate): de adolescente hacía un programa en una emisora pirata que se llamaba 'Helter Skelter'. El doble blanco también era mi debilidad.

    Deivid LC: me das el batmóvil de tu camello?

    Vilquetas! De a Jarl Day's... mi canción favorita es una que sólo sale en la pinícula
    http://www.youtube.com/watch?v=EdT324yoQcs
    El cuadro se llama Mill Town y es de Stefan Hirsch

    ResponderEliminar
  13. Lo sé, lo sé. Lo grande de Londres son los anticuarios pero es que ya no me caben más cosas en casa; así que ahora ya sólo voy cuando vienen mis padres.
    Y sí, doy la razón al que por ahí arriba habla de "Rain" (y a Nick Hornby, que habla de ella en sus "31 songs").

    ResponderEliminar
  14. Mira que lo tengo trillado, que me sé de memoria cada recoveco de este disco (reto a un trivial a quien haga falta), pero me he emocionado y todo, copón.

    Madrid es una mierda, pero a veces es "nuestra" mierda.

    Me lo voy a poner enterito!

    ResponderEliminar
  15. A mí If I Fell y ésta http://www.youtube.com/watch?v=107pfhyf31s&feature=related siempre me han tenido subjugat...

    ResponderEliminar
  16. Oye Betacam
    QUÉ CHU LA DA tu música
    La gran nevada es una preciosidad!!!!!
    Me lo voy a escuchar todo con detenimiento

    Vilquis, Debería haberlo visto venir TEMÓN DE TODA LA VIDA DE DIOS. Cómo nos gustaba a ChiquiPeláez y a mi ese pulcro ancianito (con su dentadura postiza)

    Visteis el plagio que se ha marcado Nacho Vegas de You Never Give me your money?
    http://www.youtube.com/watch?v=cAqjhWzLeHg

    ResponderEliminar
  17. Me sacas los colores!

    La admiración es mutua, entonces: soy fan.

    ResponderEliminar