martes, 14 de septiembre de 2010

Eels y los universos paralelos (Cosas que los nietos deberían saber sobre el hype)



"Los pilaricos de la tierra", una epopeya maña

En estos momentos ponen en la tele la versión cinematográfica de Los Pilares de la Tierra: esa novela de aeropuerto más frecuente en los hogares españoles que los vasos Duralex, escrita por un señor de desafortunado apellido.

Ken Follet, aún no sabes la suerte que tuviste de no haber nacido en España.

Y no porque aquí no se te quiera: según le ha hecho saber su compi de piso al Milodón, aunque este libro fue un best-seller en todo el mundo, en España cosechó un espectacular éxito de ventas.
Es que, Follet, a los españoles nos gusta más un mote que a Sloth Fratelli el chocolate. Y, la verdad, tu nombre da para algún que otro ingenioso chascarrillo.

Baltasar Garzón meets Richard Gere

Esto de los hypes es una cosa muy curiosa: nunca se sabe quién lo va a petar y quién no. Por aproximación a las tendencias, por empatía o por intuición uno puede señalar a los candidatos más plausibles para el éxito. Pero como bien explicaban en aquel anuncio de Aquarius el ser humano es imprevisible: "¿Quién podía imaginar que la gente se liaría la vida escribiendo
complicados sms, en lugar de llamarse directamente. La gente hace lo que le da la gana?", decían.

Una tesis similar aunque mucho más elaborada exponía un señor con un pelo muy raro llamado Malcolm Gladwell en The tipping point, un libro que como Los Pilares de la Tierra se convirtió en un best-seller mundial. Este superventas intentaba explicar las misteriosas corrientes sociológicas que convierten a algo o a alguien en el objeto de deseo de la masa y el importantísimo papel que juegan algunas personas (los influencers) a la hora de darle un empujón definitivo a un fenómeno.


¿Alguien entiende lo de los sujetadores con tiras de silicona?


Por qué la biografía de un músico independiente, barbudo y fumador de puros, que responde al nombre de Mark Everett, inventor de un subgénero del pop llamado dysfunctional americana (del que podéis encontrar buena muestra clicando aquí) que a la vez es líder y compositor de la banda Eels se ha convertido en uno de los éxitos de ventas de la temporada en un país cuyo rockero más insigne es Miguel Ríos es un misterio. Sobre todo si tenemos en cuenta lo cenizo de su historia: siendo un chaval se encontró a su padre muerto en el salón de casa, su hermana -adicta a drogas duras y depresiva crónica- se suicidó y más tarde su madre murió de cáncer.

Con tal material prima, Everett -o Mr. E, tal es su mote- ha conseguido tejer lo que Rodrigo Fresán (prologuista de la edición española de la obra) califica como "el mejor libro de autoayuda que no intenta ayudar a nadie pero lo consigue casi sin proponérselo"; una obra que sin caer en moralinas ni cursis lecciones, ofrece una lección luminosa. La lección de un tipo que va de loser pero es en realidad un triunfador (todo hay que decirlo).

El Milodón leyó por primera vez sobre este libro, titulado Cosas que los nietos deberían saber, en el blog del Tapir Nicanor. Y desde entonces el hype no ha hecho más que crecer. Eso quiere puede querer decir dos cosas:

-Que el Tapir es un influencer.
-Que hay muchos más indies en España de los que pensábamos.

Pero no cantéis victoria todavía. Los datos de ventas que permiten constatar el éxito del libro de Mr. E han sido extraídos de la lista de El Cultural, donde por encima de Everett aparece José Ramón de la Morena con "Los Silencios del Larguero".



Silencio.






Volviendo al libro más vendido de la temporada seguro que os interesa saber que el padre de Mark Everett fue un brillantísimo físico. Una mente privilegiada que vivió arrinconada toda la vida.

Siendo aún un tierno investigador veinteañero en la Universidad de Princeton expuso una teoría tan revolucionaria que haría tambalearse los cimientos de la física cuántica. ¿Qué es la física cuántica? Os preguntaréis. "Una de las ramas principales de la física y uno de los más grandes avances del siglo veinte para el conocimiento humano, que explica el comportamiento de la materia y la energía". Gracias, Wikipedia.

El caso es que el padre de Mark Everett, Hugh Everett, expuso siendo un yogurín una teoría que le puso los cataplines de corbata al mismísimo Einstein: la teoría de los Universos paralelos.

El Milodón os hace aquí un corta-pega de un párrafo donde se explica muy bien en qué consiste dicha teoría:

"Expresado de una manera muy simplificada, lo que propuso Everett fue que cada vez que se explora una nueva posibilidad física, el universo se divide. Para cada alternativa posible se “crea” un universo propio.

Un ejemplo puede ayudarnos a entender este concepto: imaginemos que un peatón escapa por poco de ser atropellado por un coche. Este evento tiene lugar en un universo, pero en otro puede haber resultado atropellado y estar recuperándose en un hospital. Y en un tercero, puede haber muerto. El número de posibilidades es infinito".

Según esta teoría, por ejemplo, ahora mismo no existe un sólo Madrid, sino infinitos Madriles en infinitos universos paralelos. Al Milodón se le erizan los vellos de su primitiva trompa de sólo pensar en las posibilidades. Estas son sólo algunas...

  • Universo Paralelo 1: Napoleón Bonaparte decide que España es perfectamente prescindible en su Imperio y pasa de nosotros. La Guerra de Independencia nunca se declara. La noche del 2 de mayo, en la que los levantamientos no tienen lugar, Goya se va de copas con Godoy. Deciden montar un negocio inmobiliario. En el mismo lugar donde hoy está Malasaña construyen una urbanización sindical para los empleados de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Goya, instalado en una cómoda vida burguesa nunca pasará por su etapa negra. El bar Pepe Botella, claro, nunca llega a abrirse. No hay mal que por bien no venga.

  • Si pones "Pepe Botella" en Google te salen cientos de fotos de señoras vestidas de novia. Haced la prueba.

  • Universo Paralelo 2: Tejero tiene un cólico de riñón el día del golpe de Estado. En el Congreso de los Diputados la sesión parlamentaria transcurre con tranquilidad. Adolfo Suárez aguanta hasta el final de la legislatura. El Rey se queda sin su coartada favorita y los españoles se dan cuenta que tiene más perfil de relaciones públicas de discoteca pija que de estadista. España se convierte en República. El Palacio de la Zarzuela pasa a ser la embajada de Cataluña, País Vasco, Galicia y Andalucía, que se han unido para formar la Unión Federal Tartessa.
  • Universo Paralelo 3: Boyer se levanta con un buen día y decide no expropiar Rumasa. José María Ruiz Mateos sigue ampliando el agujero financiero de su holding. Andado el tiempo, se convierte en presidente del Real Madrid y compra Porcelanosa. Cuando Rumasa se derrumba, el sistema económico español se tambalea. La banca se nacionaliza y Mario Conde, que se ha casado con Isabel Preysler, se presenta a presidente del Gobierno. Las Torres Kio se construyen con forma de M.

Ésto nunca ocurrió
  • Universo Paralelo 4: Letizia Ortiz no consigue la nota de corte para estudiar periodismo. El príncipe Felipe nunca llega a conocerla así que se casa con Eva Saanum. Madrid se convierte en el principal destino turístico de los noruegos. Las noches de verano en la ciudad empiezan a ser mucho más interesantes.

  • Universo Paralelo 5: 12 de Marzo de 1956. Ha llegado la primavera a Brunete y a la madre de José Ramón de la Morena, alérgica a las gramíneas, tiene un ataque agudo. Estornuda tanto durante la noche, que es incapaz de satisfacer las demandas carnales de su señor marido. Ese día, la pareja no concibe al insigne locutor de la Cadena Ser. Joserra nunca pisará la Gran Vía. El mundo se queda sin un best-seller.

¿Todo esto os parece de coña verdad? Normal. Pues a los colegas del padre del Eels, es decir, a la comunidad científica de Princeton también les dio la risa la primera vez que le escucharon formular la teoría de los Universos Paralelos. Le arrinconaron y no fue hasta el final de sus días que reconocieron el calado y la dimensión de sus teorías.
Podéis ver un documental precioso sobre la aventura vital de Hugh Everett y la teoría de los universos paralelos en You Tube (aquí abajo tenéis la primera parte. Está dividido en seis).

Su propio hijo, Mark (Eels), es quien se dedica a seguir sus pasos y esclarecer aspectos oscuros de la biografía de un señor que nunca hablaba en casa, atrapado como estaba en el infierno del fracaso.


¿Qué milagro hizo que en los años setenta algunos investigadores avezados recuperar sus teorías y le diesen de nuevo credibilidad al pobre Hugh Everett? ¿Qué extraña fuerza decide cuándo ha llegado la hora del hype? ¿Dónde está Malcolm Gladwell cuando se le necesita?

Eels ofrece un concierto en Madrid el próximo sábado. No está previsto que firme ejemplares.

En estos momentos, en un universo paralelo vosotros sois millonarios y os va cojonudamente bien en todos los aspectos.
Y Ken Follet es una estrella del rock gótico.

11 comentarios:

  1. Jojojo, muy bueno lo de los Pilaricos de la Tierra, Myler. Por cierto, me quedo con la alternativa 5

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post. En cada uno de tus posibles posts parelelos encontrarás las otras cosas que se me han ocurrido al leerlo, y en dos o tres no escribo nada.

    ResponderEliminar
  3. me gusta lo de las Torres Kio en forma de M

    ResponderEliminar
  4. enorme!!!!!
    'El Rey se queda sin su coartada favorita y los españoles se dan cuenta que tiene más perfil de relaciones públicas de discoteca pija que de estadista' es la frase más lúcida que he leído en los últimos tiempos...

    ResponderEliminar
  5. gracias, amigüitos.
    en un universo paralelo ahora mismo os estaría dando un abracito de osito.

    ResponderEliminar
  6. El libro me ha decepcionado mucho, quizás poruqe su música me encanta, quizás porque creo que la "materia prima" de esa biografía crea unas expectativas imposibles de cumplir, quizás porque siempre me pasa lo mismo y me fío de esas frases de críticos que solo quieren vender o parecer guays: "uno de los mejores libros escritos por un artista" dios, cómo me pude tragar eso? qué vergüenza.

    (No había pensado llevarme el libro al concierto, la verdad)

    ResponderEliminar
  7. Yo, como lo leí sin expectativas, lo disfruté mucho
    Te veo mañana entonces
    ;)

    ResponderEliminar
  8. Me he descojonado leyéndote. Qué gusto.

    ResponderEliminar
  9. Ok, buscaré un milodón entre la gente, yo llevaré un clavel en el ojal.

    ResponderEliminar
  10. Esa foto de Ruíz Mateos...! La tenía arrinconada en un desván de la cabeza junto al Alchemy de Dire Straits.

    Qué gran entrada. Me duele el diafragma nomás que de reir.

    ResponderEliminar