jueves, 12 de agosto de 2010

El helado malogrado


Ahí lo tenéis. No sobrevivió a la era del Pelotazo.
Agazapado entre los alumnos aventajados de la clase. Bajo el Frigodedo, tan resultón. Junto al Frigopié, tan goloso. Sobre el Drácula, tan popular.
Pobre pringao. Duró un año en la carta. Un año, que en una carta de helados son en realidad cuatro meses.
¿Su delito? Ser azul.
Por una vez, este en este país se castigó con pena de muerte la pertenencia al bando nacional.
¿No va a hacer nada la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica?
Que nos devuelvan al Frigurón, el helado favorito de Mario Conde y del Milodón.

9 comentarios:

  1. ohhhh!! me he teletransportado al chiringuito de cierta playa :).
    Mi favorito era el Drácula, no tan mítico de aquella.

    ResponderEliminar
  2. Que síii, que el Drácula y la música en Pravia...
    QUE QUEREMOS DE VUELTA EL FOQUIN FRIGURÓN

    El Drácula lo tienes en la carta de Frigo y en mil versiones Low Cost todavía voy en día. Cona

    ResponderEliminar
  3. A mí el que me gustaba era el Drácula. Por cierto Milodón, qué tal todo, sigues por Madrid?

    ResponderEliminar
  4. Voy a hacer una plataforma llamada
    "Que os den por saco a los que os gusta el Drácula"

    FRIGURÓN XA

    Sigo por Madrid, pero no me creo que seas Trucho

    ResponderEliminar
  5. Y yo no me creo que tú seas Vizanín, joder. Y además, a mí el Drácula no me gustaba. Ni siquiera me atrevía a pedirlo porque me daba miedo.

    ResponderEliminar
  6. Me cago en ros, el Drácula es el candemor de los helados, Milodón! Pero tienes razón con lo del Frigurón. Era un sabor delicioso, el argumento definitivo contra los aburridos helados de barquillo, un trozo de hielo lleno de sabor delicioso...¿a qué exactamente? No me acuerdo

    ResponderEliminar
  7. Voy a hacer un Sánchez Dragó y citarme a mi misma
    Yo ya dije aquí
    http://milodonymadrono.blogspot.com/2010/02/el-fantasma-de-la-moda-y-la-ironia-de.html
    que el Drácula era una cosa tan grande como el debut de Vampire Weekend...

    ResponderEliminar
  8. Nunca me atreví a probar el Frigurón, precisamente porque era azul, y pensaba que sería como el Sugus azul, de (supuestamente) sabor a piña.
    Y a mi la piña me dió asco hasta los 27 o así, que probé un zumo de piña por primera vez. Y me reafirmé en mi asco.
    En cualquier caso, creo que el sabor del Frigurón pretendía ser "tropical". También creo que si encontrase uno ahora, le daría al menos un lametón, por ver qué tal.

    ResponderEliminar