lunes, 12 de julio de 2010

Fiel espada triunfadora / Noble acero toledano


Ni la causa patriotera más fácil despierta tanta aprobación espontánea y tanta empatía como un beso dado con las entrañas.
Hay pocas cosas que necesiten menos explicación racional y menos justificación medida que la alegría, la satisfacción, que nos provoca una historia con final feliz.
El Milodón, de esta noche, tiene claro que no se queda con el gol de Iniesta, sino con el de arriba. Ese choque Majerit / Toletum va a dar más que soñar que la dichosa Copa (que viaja en Louis Vuitton).

Aquí va una historia con final feliz que al Milodón le interesa especialmente porque ya os había hablado alguna vez de sus protagonistas, los quiosqueros de Chamberí, un barrio en el que esta noche es literalmente imposible pegar ojo (es de suponer que como en el resto de Madrid). Estos señores -los quiosqueros, claro- no tienen maletas Vuitton seguro. Como podréis comprobar leyendo el artículo del El País al que se hace link aquí debajo, tampoco les han hecho mucha falta a lo largo de su vida.

¿Superarían Iker y Sara la "prueba del quiosco"? Lean y hagan sus apuestas...

2 comentarios:

  1. Ay, Milodón, has vuelto y, como corresponde a un plantígrado antediluviano, justo a tiempo!! Es cierto, pedazo de "gol" este de Iker y Sara... Iniesta? Quién? ;-))

    Anónima Matritense

    ResponderEliminar