viernes, 28 de mayo de 2010

Primavera Sound: un Madrid apocalíptico

Tristón sólo quiere un amiguito...

Este fin de semana se celebra la décima edición del Primavera Sound en Barcelona y Madrid se quedará vacío de indies.
Sé que después de leer esta sentencia, la parte final de la frase retumba dentro de vuestras cabezas como una maldición bíblica:

"Madrid se quedará vacío de indies..." (léase con efecto reverb).


Que no cunda el pánico.

El Milodón os propone que pongáis al mal tiempo buena cara, y que como en aquella canción de los Pogues, os situéis en el lado soleado de la calle.

Si, como le ocurre al Milodón, habéis decidido no abandonar la Villa para desplazaros a terreno guardiolo porque no gustáis de las aglomeraciones, porque no os apetece hacer colas de tres horas para comprar tickets intercambiables por cachis calientes, porque no queréis conciertos milimétricamente acotados en los que el espacio para la improvisación o los bises es inexistente, porque os dan mal rollo esas hileras interminables de máquina expendedoras y los suelos llenos de vasos de plástico y botellas vacías, porque el Fórum de las Culturas os parece una explanada de hormigón fría e inhumana rodeada de fábricas equiparable a un decorado de Children of Men...

Joer, qué temón de King Crimson!

...y porque, en definitiva, no creéis en los macrofestivales (aunque el macrofestival en cuestión tenga un cartel absolutamente abrumador e indiscutible) como la forma idónea de disfrutar de la música, aquí se os proponen algunas interesantes ventajas de un Madrid Indie-Free.

  1. El tipo que regula el tráfico humano en la puerta de El Palentino como un gorila de Ministry of Sound podrá irse a casa a atender a su familia. Y a este bar regresará la tribu urbana -proscrita en Malasaña- que nunca debió abandonarlo: los viejos.

  2. No muy lejos del Palentino, en La Mucca, los camareros podrán rebajar su nivel de agresividad. Y por fin será posible sentarse en una mesa sin haber tenido que tramitar permisos con el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Obras Públicas.

  3. Sin abandonar el apartado gastronómico, el viernes y el sábado, al haber menos volumen de negocio y menos ajetreo, se incrementan las posibilidades de que Mirta, la encantadora argentina que regala dulce de leche, tarta de queso y vasos de agua en la Pizzería Mastropiero (calle San Vicente Ferrer) os ponga la pizza con los ingredientes que le habéis pedido y no con los que a ella le salen de los cataplines (se recomienda vívamente la Pizza Gallega).

  4. Por los mismos motivos, el domingo al mediodía, aumenta la probabilidad de que seáis capaces de saborear la deliciosa Egg Burger del HD (calle Guzmán el Bueno) antes de una hora.

  5. Aún en el terreno de la hamburguesa, el Home Burguer probablemente estará cerrado. Le han comentado al Milodón que como sus empleados profesan todos la Fe Moderna han hecho a San Primavera Sound patrono del negocio.

  6. Los Zombie Kids dejarán de enviaros convocatorias absurdas por email.

  7. En la FNAC bajará considerablemente la densidad de chapación, es decir, el número de chapas por metro cuadrado (por cierto, esto no tiene nada que ver con el tema del post, pero ¿es verdad que la FNAC es un lugar de cruising?)

  8. El H&M de Gran Vía estará mucho más triste, pero a cambio se llenará de "Señoras que quieren renovar su fondo de armario".

  9. No habrá que hacer cola en el Nasti ni el el Elástico. En relación a estos locales, decir que descenderá de forma importante la población gay. Chicas: vuestras posibilidades de pillar cacho después de las cuatro de la mañana aumentan exponencialmente.

  10. Y por último, podréis lucir por la Corredera Alta y por la Baja vuestras gafas de montura metálica del año 98 sin miedo a represalias.
¡Ánimo! El lunes, la pesadilla habrá terminado.

4 comentarios:

  1. Hahahahaha! Muy bueno, sí señor. Yo salí ayer a la noche y, efectivamente, Madrid estaba vacío. Qué paz. Volveremos a disfrutar de esa paz el fin de semana del Sónar.

    ResponderEliminar
  2. me gusta esa maldición bíblica.

    ResponderEliminar
  3. Martis, sabes que mientes... :P

    Tapir y Cristo, teníamos que haber quedado para ir al Fotomatón o algo así, jajaja!

    ResponderEliminar