lunes, 24 de mayo de 2010

Carta Abierta a un Madriñelo Ilustre 2 - Hoy: David Summers


Querido David,

Tu apellido, Summers, es como la palabra "sherry". Una cosa muy rancia y a la vez muy fresca, exótica y española, muy inglesa pero andaluza (no en vano tu padre era un burgués sevillano de origen británico), que en realidad resume tu esencia misma. Tú, con esa dualidad atractiva y repulsiva de chico malo que es bueno, de tipo pulcro que es sucio, con ese hilillo de voz que lo mismo podría ofrecer ayuda a una anciana desvalida que susurrar indecencias a un oído entregado, eres el verano.

Hay algo luminoso y verdadero en la simpleza de tu obra. Y tras tu sonrisa socarrona -y esa forma de decir "niña"- vive algo satánico: la perfección de un invento diabólico.

Cuando otros de tu generación se esforzaban por construir discursos y arañar vanguardias, cuando los modernos de los ochenta en esta ciudad invertían horas en ese algo sofisticado llamado Movida, tú simplemente abandonaste el local.

Podrías haber levantado los brazos ante la bohemia. Haberte rendido a los irresistibles encantos del elitismo. O haberte dejado devorar por ese monstruo cínico llamado ironía.
Lo tenías fácil: tu familia, en especial tu padre -humorista satírico y director de cine- te había colocado en el lugar adecuado.


Pero ni él era Luis G. Berlanga. Ni tú el niño Carlos.

Así que decidiste tirar por la calle del medio. Y esa calle, que estaba más cerca de Alonso Cano que de Padre Xifré, llevaba irremediablemente al baño de masas. Al éxito sin fisuras.

Lo asumiste con la naturalidad que era de esperar del sacerdote supremo de lo fácil.

Apellidándote verano, sólo podías ser dueño y señor en un mundo donde las cosas, simplemente, funcionan.

Así, tan racional y tan llano, tan limpio y tan guapo, eres como un matrimonio por la iglesia, una hipoteca de las de antes o una suma sin decimales. El pesebrito que nos metieron en la cabeza la madres constitucionales.

2 comentarios:

  1. Muy bueno, merecida dedicatoria al creador de la enorme Una Mujer de Bandera, que reúne todas las ventajas que has citado

    ResponderEliminar